Características de los Estados Financieros Consolidados

Los estados financieros consolidados

Los estados financieros consolidados representan el conjunto de estados financieros de una empresa matriz y de sus empresas subsidiarias independientes al mismo tiempo.

Una consolidación de estados financieros recoge información económica de manera global de sus empresas, y son preparados por parte de la empresa matriz. No obstante, en conformidad a su preparación, el grupo de empresas debe consolidar los siguientes documentos:

  • Balance general
  • Estado de pérdidas y ganancias
  • Informe sobre cambios en el patrimonio neto
  • Estado de flujo de efectivo
  • Las notas a los estados financieros

Las características de los estados financieros consolidados

La empresa matriz debe cumplir con ciertas características para consolidar un estado financiero:

  • Tener más del 50% en acciones con derecho a voto, más del 50% del capital autorizado de una sociedad de responsabilidad limitada.
  • Tener el conocimiento y la capacidad de decidir conjuntamente con las empresas subsidiarias.
  • Tener un control unificado sobre las operaciones contables.
  • Consolidar los estados financieros a una fecha determinada con la empresa matriz y sus subsidiarias.

Los estados financieros consolidados se preparan a cargo de un contador profesional, el utiliza los elementos básicos de información relevante ante los Activos, Pasivos, Ingresos, Gastos y aportaciones patrimoniales por la empresa principal y sus subsidiarias.

Te puede interesar: OBJETIVO DE LOS ESTADOS FINANCIEROS CONSOLIDADOS

Mediante la presentación de los estados financieros consolidados se ofrece a los administradores de la organización los datos objetivos y veraces respecto a las actividades realizadas, así también se facilita el control de sus propiedades en activos y efectivo total. Por consiguiente, la información arrojada en una consolidación es de importancia para otras partes de interés, como por ejemplo, los inversores utilizan esta información general para conocer si está siendo rentable o no su inversión. De esa manera, se puede tomar decisiones más efectivas para que se aplique de manera conjunta al grupo de empresa y conseguir un mejor rendimiento global.