Las normas, leyes y deberes de un contador público

Las normas, leyes y deberes de un contador público

Un contador público debe dar seguridad y confianza a la sociedad al momento de elaborar su trabajo financiero en sus servicios profesionales. Su obligación es mostrar un aspecto veras y garantizable cuando se ofrece el servicio laboral.

Algunas personas creen que una fe Pública no es suficiente para que un contador público autorizado transmita confianza, ya que toda persona tiene inseguridad y desconfianza al principio de conocer a un profesional que se encargará de realizar su trabajo. Además, como existen contadores públicos buenos de igual manera están los malos que se comportan de manera errónea y generan desconfianza a la sociedad, debido a ese comportamiento de algunos, se debe cambiar la opinión sobre la profesión.

El profesional deberá especializarse para acreditar la práctica de las habilidades requeridas de la profesión. Y la manera de hacerlo es aplicando las normas, leyes y deberes de la profesión.


Actualmente resulta fundamental la actualización del contador público en cuanto a sus normativas, estudios y nuevas disposiciones relativas a la labor de la profesión, dado que el oficio lo exige y además muestra una calidad en el servicio.

Ejercer con responsabilidad la función pública y social

La función social es una de las responsabilidades básica a cumplir por el contador profesional, es decir, debe satisfacer las necesidades de los clientes que contratan sus servicios y desarrollar sus actividades de acuerdo a criterios de excelencia y conciencia, debido a que de ello se desprende una evolución y perspectiva de crecimiento empresarial.

Aplicación y cumplimiento de normas éticas de índole laboral que priorizan los intereses particulares frente a los deberes profesionales

Este punto indica que existen algunos contadores públicos que no cumplen a la perfección lo que rige las normativas éticas y se interesa solamente por beneficios propios. No obstante, como buen contador público autorizado se debe aplicar y priorizar los intereses particulares frente a los deberes que exige la profesión.

Un servicio profesional de calidad que garantice resultados satisfactorios

Cada año egresan miles de profesionales de la carrera de contaduría pública, lo que hace más difícil poder competir ante todos aquellos a la hora de encontrar una fuente laboral. Sin embargo, transmitiendo un servicio de calidad se puede destacar ante la competencia y ejecutar estándares con una perspectiva excelente y eficaz.

Cumplir la normativa aplicable a las auditorías generalmente aceptadas

La conducta a cargo del contador público autorizado tiene que ser sustentada dentro del marco normativo aceptado en materia de las auditorías, pues el mismo viene acompañado en la práctica de la auditoría pública como disciplina para el control de la corrección de los errores que se pueden cometer en el registro contable de las operaciones financieras.

Respetar la normativa legal vigente

Todo contador profesional debe velar por el cumplimiento de las obligaciones y deberes que tienen las empresas. Como por ejemplo, la obligación tributaria es un deber que se debe respetar en base a la normativa que exige. La presentación de las declaraciones juradas de los impuestos corresponde a un pago con fecha determinada, caso contrario recibe sanción por incumplimiento de la normativa.

Cumplir con los principios contables

Todo contador público autorizado está obligado a trabajar en base a los principios de contabilidad generalmente aceptados. Los procedimientos en los registros operacionales en toda la actividad que realiza la empresa deben estar sujetos a los principios contables.

Ser íntegro en toda circunstancia

La integridad no solamente es para los contadores públicos, ya que los derechos en este aspecto se aplican para todos los profesionales en general. No obstante, aplicando correctamente la integridad dentro de la carrera de contaduría pública generamos mayor fuente de confianza y de seguridad al momento de ofrecer nuestros servicios profesionales a la sociedad.

Ser objetivo en el campo laboral

El contador público autorizado es la persona que mejor entiende al momento de procesar, analizar y verificar la información que desarrolla en su trabajo. Sólo busca el bien de su cliente, sin intervenir con conveniencias personales o de terceras.

Ser independiente ante cualquier consideración incompatible con los principios de objetividad e integridad

El contador público debe trabajar de manera independiente y ser íntegro y objetivo al realizar sus funciones profesionales. Por ejemplo, existen personas que quieren evadir el pago de impuestos causando movimientos contables erróneos o inexactos que de incumplimiento ante los principios de la contabilidad. Por tal motivo, el contador profesional debe tener una mente independiente, con un criterio que le de integridad y objetividad a sus funciones de labor. Por ningún motivo, debe incumplir principios u obligaciones que exige la profesión para servir laboralmente.

Reglas y normativas éticas de responsabilidad del contador público

El contador público certificado debe actuar de manera responsable y como corresponde las normativas y reglas éticas de la profesión, debido a que exige un buen desarrollo en el funcionamiento laboral y determinar la acción de tomar decisiones ante las actividades comerciales, industriales o bancarias (según lo corresponde su función laboral). Por otro lado, sí ocasiona incumplimiento a lo que indican los principios éticos profesionales le puede resultar efectos negativos tanto económicos y sociales.

Actuar con confidencialidad en los servicios profesionales

Durante la práctica profesional, el contador público debe comprometerse de manera leal y auténtica con sus clientes. El deber de confidencialidad que tiene el contador público resulta fundamental, pues la información a disposición del mismo es de vital trascendencia dentro de la actividad empresarial. En caso de ser divulgada el acceso de la información puede convertirse en una fuente relevante de competencia, lo que hace vulnerable a la empresa o cliente.

Aplicar y cumplir las disposiciones promulgadas en la profesión y todo procedimiento establecido

En el ejercicio de su profesión, el contador público autorizado debe cumplir cabalmente todas las disposiciones legales vigentes aprobadas por el gobierno y por el congreso técnico que avala a los contadores públicos. Esto constituye un pilar de gran importancia a la hora de ejecutar los trabajos de contabilidad a cargo del contador profesional, ya que se muestra en algunas personas que tienen su título como contadores públicos el olvido de estos procedimientos y normas que compone la profesión, por lo que su ejecución de desarrollo laboral en las actividades ocasiona errores que perjudican jurídicamente a la sociedad en general (en específico a su cliente).

Obtener clientes de acuerdo a la capacidad y habilidad que cuenta el contador público y sus asociados, para tener resultados exitosos

Los trabajos que todo contador profesional debe agarrar son en base a su competencia y actualización profesional, ya que si se enfrenta a tareas o proyectos que no tiene experiencia y menos conocimiento, podría causar problemas financieros que empeoren su situación en la que se encuentra el cliente. No obstante, su capacidad e idoneidad que debe tener el contador público es la base de obtener el contrato de sus labores.

Colaborar con la difusión en el desarrollo profesional y superación empresarial

Si usted es un contador público profesional que ejerce la carrera en la actualidad, debe diversificar el desarrollo constante de la misma, esto quiere decir, fundamentar el aspecto legal de todos los contadores públicos para que se convierta en una profesión del futuro. Para conseguir esto, no se debe dejar a un lado el aspecto legal y todos los procedimientos de la contabilidad, sino que explicitar la procesión con mejores bases sólidas que puedan ser combinadas a las que actualmente se usa, con el fin de usar un mejor sistema de registro, análisis y control.