Obligaciones del contador público según el código de ética

Concepto y obligaciones del contador público

El contador público es aquella persona qué trabaja dentro o para una organización, brindando su ayuda profesional de acuerdo a sus conocimientos, y además es la persona capaz de mejorar la situación financiera a través de sus registros, interpretaciones y conclusiones informativas.

Sin embargo, dentro de su función laboral para una empresa, el contador público tiene sus obligaciones como profesional, que le implica tener conocimiento sobre el código de ética de la profesión.

Las razones por las cual debe cumplir este código un contador profesional, es que interactúan en relación con personas que llegan a ser sus clientes. No obstante, en su ambiente laboral el contador público debe saber tratar de manera adecuada y ética a las personas en general. Además, tener credibilidad y prestigio profesional como contador.

¿Cuáles son las obligaciones del contador público?

En cumplimiento al código de ética del profesional contable en una empresa, deben aplicar algunos principios que le obliga al comportamiento de la persona CPA, ya que es de interés empresarial y para el público en general.

Entonces, cómo obligaciones del contador público en una empresa, es conocer los siguientes principios éticos:

La integridad

Es obligación del profesional en contaduría pública ser una persona honesta y justa en cuanto a las responsabilidades que tiene como profesional. La obligación laboral de un contador público debe ser intachable bajo cualquier circunstancia.

La objetividad

Dentro de las obligaciones del contador público según el código de ética es ser objetivo en cuanto a su trabajo y no permitir que otros decidan por uno mismo. El contador es capaz de tener propias decisiones en base a sus conocimientos profesionales. Entonces, la intervención de otras personas no debe afectar en su manera de actuar o decidir.

La competencia profesional

En la actualidad existen muchos profesionales en el área de la contabilidad, y si usted es uno del montón que no recibe los conocimientos o habilidades nuevas a su profesión, tenga por seguro que la competencia intervendrá con un mejor trabajo. No obstante, el ser competentes significa mantenerse en un nivel alto profesional en cuanto a conocimientos y habilidades.

La confidencialidad

Otro principio importante en cuanto a los deberes y obligaciones del contador público es resguardar bajo confidencialidad la información financiera que nos proporcionan nuestros clientes o empresas para realizar el trabajo profesional. Por otro lado, si nosotros tenemos confidencialidad con nuestros resultados financieros, de igual manera debemos respetar información que otros profesionales tienen y no pueden divulgar, debido al cumplimiento del código de ética empresarial.

El comportamiento profesional

Este principio ético está en base a nuestros derechos y obligaciones del contador público, porque como profesionales actuamos de acuerdo a un comportamiento educado, respetuoso, amable y correcto en función a la formación profesional.


Por otro lado, el comportamiento profesional también se refiere a ser cumplido cuando se trabaja en situaciones financieras o transacciones económicas, ya que si realizamos algún incumplimiento damos contra a nuestro comportamiento profesional y podemos recibir una sanción e incluso una suspensión de la acreditación de contador público CPA.

Entonces, la obligación del contador público según el código de ética es normarse a una buena conducta profesional en su ejercicio laboral, ya sea de manera independiente o dependiente.

Es preciso hacer notar que el reglamento del colegio de contadores públicos especifica los deberes y obligaciones de las personas profesionales en contabilidad. En este sentido, el presente reglamento indica y observa cada responsabilidad y criterio qué debe cumplir el profesional, así también recalca el cumplir de los principios contables generalmente aceptados, las normas internacionales de contabilidad y demás decretos y leyes qué son de aplicación para la profesión. Sin olvidarse del código de ética profesional.