¿Un Administrador puede ser Contador?


Dentro de una empresa los profesionales egresados en administración de empresas y en contaduría pública son los recursos humanos esenciales que refuerzan y apoyan mutuamente al desarrollo empresarial. Los contadores públicos proporcionan información guía a los administradores para que se pueda reducir los costos y hacer un mejor manejo de rentabilidad, y los administradores de empresas colaboran a la parte contable con las cifras y el software que necesitan para rastrear las operaciones transaccionales de la empresa. Sin embargo, algunos consideran que la capacidad de un contador profesional es menor al de un administrador de empresas, pero hoy en día las formaciones académicas capacitan para que un contador tenga habilidades de emprendedor y líder de una organización, no obstante, el contador público Si es capaz de administrar una empresa. Ahora, ¿Un administrador puede ser un contador?

¿Un administrador de empresas puede ser contador?

El administrador de empresas prácticamente es el profesional capaz de ser responsable de todas las operaciones comerciales de una organización, así también tiene la habilidad de desarrollar productos y servicios con una buena demanda comercial. El administrador lleva una visión general de las interacciones y obstáculos entre sí, que se manejan para fabricar y obtener un inventario disponible para desarrollar estrategias de venta.

Tomando en cuenta lo dicho se puede entender que un administrador de empresas no logra tener la habilidad y la capacidad de un contador público autorizado CPA. 

¿Porque un administrador no puede ser contador?

Cómo ya se mencionó, el administrador de empresas es el profesional capaz de manejar cualquier operación comercial que se relaciona en el desarrollo de productos y sus interacciones que obstaculizan la fabricación, para posteriormente encontrar estrategias que aseguren ventas satisfactorias. Por ese motivo, es que el administrador no puede ser contador de una empresa, ya que sus habilidades y capacidades se especializan a otra área o función laboral.

Por otro lado, un contador público puede ser administrador de una empresa. La razón por la cual si tiene la capacidad de administrar una organización,es que el contador profesional desarrolla responsabilidades dentro de la empresa en cuanto a su manejo financiero y detalla de manera precisa cada operación o movimiento que ocurre. Además, un contador público realiza seguimiento a todas las ventas y gastos con amplia información. No obstante, estás amplias categorías que realiza el contador dentro de su campo de acción, determina poder dictaminar informes financieros y elaborar los estados financieros, con el fin de encontrar mejores decisiones oportunas y de las cuales permitir llevar la administración de la empresa en general.

Conclusión

Si una empresa decide contratar un contador público para que el mismo administre el negocio, puede estar siendo óptimo en cuanto a evitar la contratación de más personal, pero mientras es mejor administrado una empresa con una persona especializada y hábil en su trabajo, conseguirá un mejor resultado. Quizás ese punto de vista no lo toman muy en cuenta los empresarios, debido a que con un mejor manejo y administración empresarial el negocio podría tener un enfoque hacia resultados exitosos.

El contador profesional se dedica netamente al desarrollo de los informes financieros, mientras que el administrador de empresas en manejar las operaciones comerciales y buscar estrategias de crecimiento en ventas. Si cada profesional se dedica a su función especializada, la empresa conseguirá un mejor desarrollo de productividad.