Responsabilidades del Contador Público en una Empresa

Responsabilidades de un contador público en una empresa

El contador público dentro de su campo de acción laboral tiene diversas responsabilidades dónde debe implementar y monitorear los cumplimientos normativos y legales que exige la profesión.

Las responsabilidades del contador en una empresa son de intervenciones que identifican posibles riesgos y buscan oportunidades para asesorar al equipo de trabajo con soluciones. Por otro lado, si un administrativo superior lo alienta al contador público de algún inconveniente empresarial, es de motivación para trabajar con mejor entusiasmo ante sus responsabilidades que le exige cumplir.

Las responsabilidades que ejerce un contador en sus funciones empresariales, deben ponerse con las mejores condiciones y cumplimientos éticos para conseguir un mejor prestigio profesional. No obstante, no debe actuar de manera independiente, comprometiendo actividades inciertas o erróneas. Es por eso, que toda responsabilidad de un contador público debe consistir en el respeto e implementación de textos legales, así como normas profesionales que exigen el conocimiento de un buen contador profesional. Todas las funciones del contador y su ética están tomando un gran impacto en la empresa, además está regulado por ley.

¿Cuál es la responsabilidad social del contador público?

Su responsabilidad del contador público es tener en cuenta el deber de informar y advertir a sus clientes o administrativo superiores (de una empresa), las obligaciones que proporcionan, y un buen asesoramiento social y fiscal. Caso contrario si obtiene una pérdida, se puede acudir a un reclamo dentro de ciertos límites.

Entonces, cómo responsabilidad principal todo el contador público debe suscribirse a una póliza de seguro para cubrir toda responsabilidad profesional que se le venga presente. Existen coberturas de seguro inferiores a 500.000 dolares americanos e incluso de un millón de dólares americanos. Pero, en otros casos se toma en cuenta algunas cartas de compromiso, donde se especifica los límites de responsabilidad y garantía que le compromete al contador público.

Funciones y responsabilidades que le compromete al contador público

La responsabilidad civil

El contador público profesional dentro de sus ejercicios laborales tiene una responsabilidad civil profesional comprometida de la misma manera que las tienen los abogados. Esto quiere decir, que si comete algún error o negligencia, se acude a una responsabilidad civil contractual y sin perjuicio alguno (llamado también agravio).

Para empezar a tratar con un cliente, el contador público se compromete a través de una carta de compromiso en lugar de un contrato.

  • Si en el contexto de esa carta comete negligencia o faltas, el cliente o la empresa encuentra dificultades relacionadas con algún incumplimiento de la parte del contador público, se compromete una responsabilidad civil contractual.
  • Si el contador público comete algo error contable causando daño directamente al cliente, entonces se habla de una responsabilidad extracontractual.

La responsabilidad penal

En este caso se realiza cuando el contador público comete una falta intencional, ya sea directa o indirecta. Como por ejemplo:

  • Una redacción inexacta u omisión de la misma.
  • Incumplimiento de la normativa.
  • Mal manejo del título profesional.
  • Práctica ilegal de la profesión.
  • Fraude fiscal.
  • Violación del secreto profesional.
  • Falsificación o abuso de confianza.

Sin embargo, en una responsabilidad penal se señala al contador público cuando se considera entradas mal procesadas e inexactas. De hecho, si un cliente o tercera persona transmite el error, no lo hace responsable al contador directamente.

Responsabilidad disciplinaria

El contador público autorizado está sujeto a toda regulación profesional que exigen las normativas. Caso contrario puede ser sancionado debido al incumplimiento de sus obligaciones. Este tipo de responsabilidad del contador público se relaciona con los errores de comportamiento, en base a sus reglas y órdenes que se deben cumplir.

Sin embargo, el contador público debe respetar las reglas éticas estrictas, de independencia, probidad e indiscreción.

  • El contador público debe firmar con su cliente o la empresa una carta de misión que determine los parámetros de su compromiso.
  • Realizar un juicio sincero y objetivo, con las reservas necesarias.
  • Examinar a fondo las preguntas antes de recurrir a una propuesta.
  • Actualizar los conocimientos constantemente.
  • Tener cuidado de nunca ponerse en una posición que pueda disminuir su libre albedrío.
  • Evitar las situaciones de conflicto y de interés.

Cuando un contador público no respeta los principios éticos, está sujeto a sanciones disciplinarias. Los mismos pueden llegar hasta la radiación en caso de infracciones graves y/o repetitivas.

Finalmente las responsabilidades del contador público de acuerdo a sus funciones y su ética, pueden resultar una obligación que se respete, para evitar incumplimientos que lamente la carrera profesional.