Balance General Activo Circulante

Dentro de la contabilidad se debe seguir una estructura o nomenclatura que facilite el análisis y la interpretación de cada uno de sus registros. Uno de los más importantes es el activo circulante que se presenta en el balance general.

A continuación veremos un poco sobre este rubro de la contabilidad y de qué lado se sitúa dentro del balance general.

El balance general y el activo circulante

El activo circulante es una sección dentro de la contabilidad que representa a los bienes, derechos e inversiones que una empresa tiene y puede convertir en dinero en un periodo de tiempo corto. Estos activos son presentados en el balance general que se elabora al final del ciclo contable de la empresa, es un informe que refleja la situación económica a un determinado tiempo.

El balance general coloca a cada una de las partidas del activo circulante como parte de su cabecera, es decir, son las cuentas que se sitúan de primer lugar ya que son recursos que atraen rentabilidad económica a corto plazo e incluso de inmediato.

La ventaja de llevar los activos circulantes arriba de todo el informe es poder conocer su capacidad financiera a simple vista y además de darle mayor atención al momento de su análisis. De hecho, también contribuye bastante con la información para conocer el orden de liquidez que espera la empresa.

Más información: ACTIVO CIRCULANTE A CORTO PLAZO

Cuentas que son parte del activo circulante

Las cuentas que integra el activo circulante dentro del balance general son las siguientes:

Efectivo

Son todas aquellas partidas que representan al dinero que posee la empresa, los mismo pueden ser en tesorería, cuentas corrientes, cajas de ahorra, caja chica, etc.

Valores negociable

Son aquellos recursos que la empresa pone en juego para poder recibir mayor margen de utilidad, por ejemplo, las inversiones en bonos o acciones que logran tener un retorno económico rápido.

Derechos por cobrar

Son las cuentas por cobrar que la empresa tiene con sus clientes, por lo general, estas siguen un plan de pagos que deben ser saldadas antes de un año.

Mercaderías

Son cuentas que reflejan los saldos en inventarios de mercaderías. Si es una empresa comercial muestra los movimientos que se realizan, como por ejemplo, el inventario inicial, inventario final o las mercaderías en tránsito que espera la empresa. En caso de una empresa industrial refleja el costo de todos los procesos de fabricación hasta la obtención del producto terminado.

Pagos adelantados

Son gastos en servicios o productos que la empresa cancela de forma anticipada, es decir, antes de cumplir su plazo a vencer. Pero, ¿Por qué se les considera un activo circulante?

La respuesta es porque son pagos que aun no se han consumido y existe la probabilidad o posible razón de que las mismas sean devueltas, ocasionando un retorno económico a corto plazo. Por tal motivo, son activos que esperan a ser consumidos para recién registrarlos como gastos.

El conjunto de todas estas partidas o cuentas contables van a reflejar un subtotal dentro del balance general, ya que solo es una parte que se integra en este informe. Sin embargo, para conseguir un resultado total en el rubro del activo, se debe considerar también la suma de las cuentas del activo no circulante.

Te puede interesar: CUENTAS DE ACTIVO CIRCULANTE Y NO CIRCULANTE