=ᐈ Activo Circulante Clientes

Como bien sabemos, el activo circulante es un grupo de cuentas que se clasifica dentro del total activo en contabilidad. El activo circulante también conocido activo corriente, agrupa a ciertos elementos que representan liquidez para la empresa dentro un periodo relativamente corto. Entre estos, encontramos a los clientes que se adeudan para obtener el producto o servicio que comercializa la empresa.

En este articulo daremos una descripción teórica de que significan los clientes del activo circulante o corriente de una organización empresarial. Sin más preámbulo, empecemos!

Definición del activo circulante clientes

El activo circulante clientes representa a un conjunto de derechos que posee la empresa dentro de un periodo a corto plazo. Para la contabilidad, un cliente es una cuenta que se registra en el activo circulante a raíz de un crédito o préstamo que cede la empresa a una tercera persona o entidad.

Los clientes que pertenecen al activo circulante se caracterizan por ser derechos de potestad que se convertirán en dinero en un tiempo no mayor a los doce meses. Por lo general, todos los clientes que figuran en los registros contables de un ente económico llevan un diferente plan de pagos ya que sus cobranzas vendrán con distintos momentos de vencimiento.

En caso de que un cliente tenga un compromiso de pago con la empresa después de un periodo mayor a los doce meses, entonces, esta cuenta contable no se considerara como un activo circulante, sino pasaría a los registros a largo plazo que son los activos no corrientes.

Las cuentas que figuran en los clientes del activo circulante

Las cuentas contables llevan una estructura ordenada y se ven demostradas dentro de la nomenclatura de cuentas que maneja la empresa. Por tal motivo, los clientes registrados en el activo circulante se encuentran clasificados conforme a su naturaleza o tiempo de liquidez. Entre las cuentas que la componen, están:

  • Cuentas por cobrar
  • Documentos por cobrar
  • Documentos en cobranza
  • Documentos vencidos
  • Documentos en ejecución

Las cuentas por cobrar se registran cuando la empresa concede a su cliente un préstamo o crédito de mercaderías a cambio de un simple acuerdo verbal, es decir, no requiere de un documento que le someta al cliente pagar su deuda a una fecha determinada y cumpliendo ciertos parámetros. Sin embargo, la empresa no otorga a cualquier cliente un crédito de esta naturaleza, sino que clasifica a los de más confianza.

Los documentos por cobrar y los demás procesos de cobranza, ejecución y vencimiento están sujetos a una letra de cambio, esto quiere decir, que a través de este documento mercantil el cliente está comprometido a pagar su deuda en una fecha establecida y siguiendo los parámetros correspondientes. 

Es importante tener en claro que estas son las únicas cuentas contables del activo circulante que representan a los clientes de la empresa, ya que algunos estudiantes de contabilidad confunden la cuenta “Deudores Varios” como parte de los clientes que posee la empresa.

Sin embargo, la cuenta “Deudores Varios”  hace mención en el activo circulante como la agrupación total de los créditos colectivos que tienen varias personas, pero que no son clientes de la empresa.

¿Porque los clientes se deben presentar en el activo circulante?

Porque están dentro de los activos que transmiten mayor movimiento en los registros financieros y además son activos que muestran liquidez económica en un tiempo a corto plazo.

Recordemos que los activos circulantes o corrientes son los activos más importantes para la empresa ya que se transforman rápidamente en dinero o su equivalente liquido.

Tratamiento contable

La forma de tratar estas partidas contables no presenta ninguna dificultad ya que se inicia un cargo (registro en el debe) cuando se procede al préstamo o crédito del cliente, posteriormente y a medida que se vaya cubriendo la deuda se abona (registro en el haber) o disminuye la cuenta correspondiente.

Entonces, existe un cargo o aumento de la partida contable cuando vendemos la mercadería a crédito o realizamos un préstamo al cliente, y disminuye cuando el cliente nos paga la deuda o también podría disminuir si nos devuelve la mercadería o pide una rebaja de precio.

Durante el ejercicio que se desarrolla se pueden presentar obstáculos e inconvenientes que se demoren a saldar las cuentas que tienen los clientes con la empresa, no obstante, estos factores hacen que la parte financiera de la empresa de igual forma cierre su periodo contable y siga con las deudas de los clientes al año siguiente.

Ejemplos de asientos contables

A continuación veremos algunos ejemplos que la empresa realiza en sus registros contables (Estos ejemplos no llevaran el pago de impuestos a fin de no alterar las alícuotas que se aplica en cada País).

1. Supongamos que el 4 de enero de 2021 una empresa vende mercaderías a crédito a su cliente por un valor de $ 10.000, se paga a crédito sin documento.

El registro contable que hace la empresa es el siguiente:

DETALLE DEBE HABER
- 1 -
Cuentas por cobrar 10.000
a) Ventas 10.000
Por la venta de mercaderías.

2. El 1 de febrero de 2021 el cliente paga a la empresa el 50% de su deuda.

El registro contable es:

DETALLE DEBE HABER
- 2 -
Caja 5.000
a) Cuentas por cobrar 5.000
Por el cobro del 50% de las cuentas por cobrar del asiento contable N°1.

Como se puede notar, las operaciones contables que se manejan con los clientes en algunos casos pueden ser simples. Es muy importante que la persona profesional encargada de gestionar la cartera de clientes sea lo suficientemente capacitada para controlar las situaciones que se viven en cada individuo.

Te puede interesar: ACTIVO CIRCULANTE CAJA