=ᐈ Activo circulante a corto plazo

¿Qué es el activo circulante a corto plazo?

El activo circulante a corto plazo es el conjunto de bienes, derechos e inversiones que dispone la empresa para consumo o su venta en un periodo a corto plazo. Estos activos se consideran por ser elementos de fácil conversión, es decir, pueden ser transformados en efectivo o su equivalente liquido en un tiempo relativamente corto (no mayor a los doce meses).

Al referirse de un activo circulante, también nos referimos al activo corriente o activo a corto plazo de la empresa, ya que son términos que llevan a un mismo concepto o definición. La estructura que compone un activo circulante registra a cada una de sus cuentas de acuerdo a su naturaleza y tiempo de liquidez que simboliza para la empresa, en tal caso, se refiere únicamente a los elementos que tienen una vida útil o permanencia en los registros contables dentro de un periodo de un año.

Características del activo circulante a corto plazo

Las principales características del activo circulante son:

  • Tiene una disponibilidad inmediata para satisfacer necesidades del negocio.
  • Cuenta con la capacidad de desarrollar beneficios económicos en un periodo a corto plazo.
  • Consigue recursos económicos para cubrir gastos o costos recurrentes en la actividad que despliega la empresa.
  • Sirven para responder las deudas y obligaciones que contrae la empresa.
  • Almacena de forma ordenada el dinero disponible, deudas de los clientes y las mercaderías listas para la venta.
  • Son activos de constante movimiento y se consideran por ser los más importantes para generar rentabilidad económica.

Cuentas de activo circulante a corto plazo

Las cuentas que integran el activo corriente son clasificadas de acuerdo a su tipo de liquidez y la naturaleza que refleja para ser registrada en los libros contables. Como bien sabemos, una empresa puede adquirir muchos activos de diferentes características. Al final de un periodo se obtiene un solo resultado, pero, para tener una mejor estructura se los diferencia por un lado a los activos que son convertibles en dinero en menor tiempo (activo circulante) y por debajo los activos que son de vida útil mayor a un año (activo no circulante).

A continuación citaremos las cuentas del activo circulante a corto plazo:

  • Caja
  • Banco
  • Caja Chica
  • Inversiones a corto plazo
  • Deudas por cobrar
  • Pendientes de cobro
  • Existencias (mercaderías)
  • Pagos adelantados

Estos activos son aquellos que se representan dinero o logran materializarse en efectivo en menos de un año. El valor que tienen en los registros de la contabilidad no superan a ese tiempo mencionado, en tal caso entrarían a figurar como activos no corrientes o activos no circulantes.

Te puede interesar: EJEMPLOS DE ACTIVOS CIRCULANTES

Financiamiento del activo circulante a corto plazo

Para constituir una empresa es importante tener en claro que se necesitara del financiamiento del activo circulante a corto y largo plazo. Esto quiere decir, que los propietarios o accionistas de una empresa deben evaluar todas las necesidades requeridas dentro de las actividades que operara el negocio y de acuerdo a ello adquirir bienes inmovilizados o fijos, como así también de los inventarios razonables para que la organización empresarial se ponga en marcha.

Posiblemente algunos emprendedores que tienen su idea de negocio recurran a la financiación externa de otras entidades, como son los Bancos. En tal forma, la empresa asumirá obligaciones a pagar en su pasivo, pero, con ese dinero adquirido se logra conseguir aquellos activos circulantes a corto plazo o largo plazo.

Cuando el activo circulante tiene un saldo mayor que un pasivo circulante se considera a la empresa por ser capaz de cubrir las deudas y obligaciones. Mientras más alta sea la diferencia, representa un mejor indicativo para el ente económico ya que se presume que está teniendo buenos beneficios económicos gracias a la financiación que se invierte.

Te puede interesar: RAZÓN CIRCULANTE FORMULA