11 Razones del por qué ser contador público en la actualidad

¿Por qué ser contador público?

En el presente siglo XXI que vivimos, las carreras profesionales han tenido una gran demanda laboral y la profesión contable no es una excepción. Sin embargo, empresas ya sea de cualquier tipo, están en busca de contadores públicos que les ayude con su manejo financiero y su respectivo análisis para mejorar su rendimiento empresarial.

Los motivos por las que una empresa necesita un contador profesional pueden ser muchas, debido a su gran conocimiento que tienen para manejar las finanzas. Pero por otro lado, la vida actual le ofrece al contador desenvolverse en su profesión ofreciéndole razones importantes para convertirse en contador público y no dudar de serlo.

11 razones del porqué ser contador público

1. Existe un gran número de oferta laboral

Los trabajos en contabilidad son de necesidad para cualquier tipo de empresa, ya sean públicas, privadas, pequeñas, medianas, grandes e incluso organizaciones sin fines de lucro están buscando contadores públicos que se ocupen de manejar sus operaciones económicas.

Según las estadísticas laborales realizadas por expertos en análisis, predicen que el número de contadores aumentara en un 10% hasta el año 2026. Sin embargo, no es un porcentaje que eleve en gran número a los profesionales, entonces las tasas de desempleo serán aún bajas y las ofertas de trabajo para un contador profesional serán de necesidad para muchos empresarios. El mundo está lleno de empresas y negocios que necesitan de un contador público capaz de regular sus obligaciones legales y mantener controlada las finanzas.

2. Crecimiento profesional de por vida

La contaduría pública les ofrece a aquellas personas que decidan caminar por este camino profesional un crecimiento ambicioso y oportuno para ser conocido dentro de la mejor demanda profesional de contadores. Sin darte cuenta, la persona podría ser un socio de alguna empresa o propietario de la misma. El contador público tiene una visión emprendedora y de conocimiento amplio acerca de las operaciones que se maneja dentro de una organización, la experiencia lo podría cultivar un crecimiento profesional a largo plazo.

3. No es necesario ser experto en matemáticas

La habilidad de calcular las matemáticas físicamente podría favorecer a un contador público, pero actualmente gracias a la evolución tecnológica existen softwares o sistemas contables que reducen el manejo matemático de una persona física y facilita los registros calculados de manera instantánea y con resultados exactos. Por tal motivo, actualmente no es necesario ser un experto en matemáticas para ser un contador público.

4. Puedes trabajar en diferentes áreas dentro de una organización

Los contadores públicos están preparados para trabajar desde empresas comerciales, financieras, industriales, mineras, gubernamentales y demás organizaciones que manejen dinero, con la finalidad de aplicar sus conocimientos en el registro, control y asesoramiento administrativo financiero.

Cuando el contador público está preparado y entrenado con habilidades de carácter profesional, en cualquier área en específica de una empresa podría ejecutar su función, debido a que tiene un conocimiento preparado del manejo de las actividades empresariales.

5. Excelente salario

Por la gran responsabilidad y demanda laboral que tiene un contador público se tiene una fuerte compensación o beneficio salarial que le es otorgado por brindar sus servicios profesionales. Sin embargo, mientras más experiencia cultive el contador, crece aún más su compensación salarial. Aquellos contadores públicos certificados o autorizados para firmar informes financieros dependen de una paga a un mejor, pero su responsabilidad de autorizar con fe pública podría ocasionar cargos en su contra si los documentos están mal hechos.

Entonces, dependiendo la situación en la que se encuentra el contador público es remunerado. Pero, de igual manera llevan un excelente salario para sustentar las necesidades de sus familias.

6. Constituye un fundamento óptimo para ser un empresario

El contador público profesional es la única persona capaz de poder entender las finanzas de una empresa y de conocer los movimientos transaccionales que se realiza día a día. Por tal motivo, el constituir una propia empresa le resulta menos compleja, debido a su conocimiento legal y estructural de cómo manejarla. Además, llevar su registro operacional sería por cuenta propia, sin necesidad de contratar un contador público que se encargue de su situación financiera.

Si todas las empresas buscan de un contador público, porque no ser un contador público que busque aperturar una empresa.

7. Resulta ideal si usted es un aventurero con ganas de experimentar la vida en otro lado

La contabilidad es usada a nivel mundial y de la misma manera usted puede trabajar aplicando los principios contables en cualquier parte que decida vivir. La asociación de contadores certificados pertenece a una organización reconocida a nivel mundial. Entonces, si usted desea aventurarse e irse a vivir a otro país para servir sus servicios profesionales como contador público está en todo su derecho y libertad de hacerlo.

8. Tienes trabajos de temporada

Si usted es un contador profesional que solo quisiera trabajar de manera temporal en su carrera, entonces los días que corresponden al cierre del año financiero serían los finales de enero, febrero y marzo. Por consiguiente, para declarar los impuestos de la misma manera tendría temporadas fijas de presentación.

Por lo general, esas son las épocas con más trabajo de un contador público, los posteriores meses tienen trabajos más sencillos de supervisión y control de la situación financiera. No quiere decir qué estará sin hacer nada, recuerda que el contador público es un analista de información financiera, con el fin de tomar decisiones que mejoren el rendimiento empresarial.

9. Tiene más relación con los consejos que con los números

Hoy en día los contadores públicos se encargan de asesorar o aconsejar a sus clientes sobre la parte contable o situación económica en la que se encuentra su empresa.

Los números son cálculos de registro automático gracias a los programas tecnológicos, por tal motivo, los conocimientos del profesional es utilizado para analizar, evaluar y examinar a detalle posibles enfermedades financieras y adecuarlas correctamente para minimizar costos y maximizar ingresos o flujo de efectivo a la empresa. Por eso, el contador público en la actualidad se trata más de consejos que de números.

10. Podrás considerarte un voluntario valioso para organizaciones de caridad

Existen organizaciones benéficas que buscan contadores profesionales qué se brinden como ayudadores financieros, ahorrándoles los honorarios en sus servicios profesionales. No obstante, si un contador público muestra la voluntad valiosa de ayudarlos con necesidades de planificación presupuestaria o de impuestos tributarios, será una gran manera de mostrar apoyo a la sociedad y dando una mejor imagen a su persona.

Resolver los problemas de las personas necesitadas y alcanzar los objetivos gratificantes que ellos buscan, resulta ser uno de tus mejores pasatiempos como contador público. Recuerda el dicho, “Hoy por ti y mañana por mí”.

11. No es necesario tramitar un título

Se puede ver actualmente qué hay contadores públicos que cuentan con un título, pero otros no. La realidad es que para entrar a trabajar como principiante es suficiente con unos cursos básicos de contabilidad, ya que al paso del tiempo la experiencia se va adquiriendo y un título en algunas ocasiones no es necesario para asumir mayores responsabilidades.

Te puede interesar: LOS CONOCIMIENTOS ESPECÍFICOS DE UN CONTADOR PÚBLICO