ᐈ Objetividad del Contador Público

La objetividad del contador público está plasmada dentro del código de ética profesional. Es un principio esencial para un contador profesional.

¿En qué consiste la objetividad del contador público?

Consiste principalmente en la imparcialidad y comportamiento profesional. La objetividad es un principio que se refiere a la dictaminación, certificación y opinión de los resultados de los estados financieros de una empresa.

La objetividad de un contador debe ser imparcial, libre de todo sesgo, con fines de análisis e investigación. Lo que implica la aplicación de este principio ético, es subordinar el criterio y las opiniones de los clientes o terceras personas.

La posición profesional de un contador público es comprometerse y no subordinar su juicio ante los demás. Sin embargo, su responsabilidad es resolver las dudas a favor de sus clientes y brindarles el apoyo necesario.

La objetividad del contador

La objetividad del contador es servir de ayuda a las circunstancias que enfrenta la empresa. Como por ejemplo, rendir la información de las declaraciones tributarias, presentación de estados financieros y entre otros. Pero sin embargo, otros profesionales contables se dedican a realizar auditorías, administrar una empresa (ya sea, sector público o privado), y también brindan su enseñanza a otras personas que deciden estudiar la profesión de contaduría. Ante cualquier circunstancia que se desenvuelva el contador profesional, siempre debe proteger su integridad ante sus servicios y mantener los juicios correctos de manera objetiva.


Dentro del principio de objetividad del contador público, existen algunos factores fundamentales que debe poner en práctica el profesional:

➥ Un contador profesional debe estar dispuestos a ejercer presión ante cualquier situación que se presente en la organización. Tomando en cuenta una consideración beneficiosa para la empresa.
➥ El contador profesional debe razonar los estándares del problema objetivo, con el fin de buscar una solución oportuna.
➥ El profesional contable debe evitar cualquier relación de prejuicio que afecte la objetividad de la empresa.
➥ Todos los contadores tienen la obligación de capacitar y brindar la información del principio de objetividad a los trabajadores o empleados del equipo empresarial.
➥ Los contadores profesionales no deben tener un mal juicio al recibir dádivas indebidas que afecten a su profesión, como por ejemplo, recibir sobornos, perjudicando la reputación de la profesión y afectando a la objetividad de la carrera.