¿Cómo funcionan las acciones de una empresa?

Las acciones de una empresa

Una acción es un titulo valorizado emitido por una sociedad empresarial que representa un valor de propiedad dentro del capital social. Lo cual significa que las acciones de una empresa societaria están divididas por fracciones y corresponde a una propiedad distinta de personas, llamadas accionistas.


Al tener acciones invertidas se puede recibir ciertos beneficios a favor en caso de obtener utilidad en la sociedad, pero caso contrario se consigue pérdida. Por tal motivo, la adquisición de acciones en una empresa es una decisión importante ya que como inversionista se debe conseguir un margen rentable con las finanzas y la forma de hacerlo es analizar bien el movimiento económico de la sociedad y medir el desempeño de sus actividades comerciales. De esa manera, se puede sacar un parámetro adecuado para invertir una acción o no en dicha empresa societaria.

Te puede interesar: VALOR DE LAS ACCIONES

En lo particular, se pude tomar una acción como una inversión de nuestro dinero en tiempo real, para obtener ingresos económicos año tras año. En la actualidad, existen personas empresarias que se dedican a esto de las inversiones en acciones, pero, estas personas ya cuentan con un consejero o analítico experto en manejar las carteras financieras, es su trabajo y por ello dedican todo su tiempo en la atención de sus portafolios en acciones.

¿Cómo funcionan las acciones?

La forma de cómo funcionan las acciones en una empresa es de acuerdo al porcentaje de su inversión en el capital social. Por ejemplo, si una sociedad emite solo 2 acciones a posibles inversionistas, entonces, el capital estará compuesto por un 50% en cada socio o accionista, en caso de disponer 100 acciones se obtendría el 1% de cada acción emitida.

Por lo general, grandes compañías en el mundo empresarial emiten varias acciones para tener una mayor dimensión en la actividad comercial y superar las fronteras de los países más desarrollados. El propósito de una sociedad que compra y vende acciones es tener un crecimiento impactan en el mundo empresarial.

Función de las acciones

Las funciones de las acciones son las siguientes:
  • Conferir voto y propiedad a quien las adquiere.
  • Brindar beneficios de utilidades en caso de conseguir la empresa.
  • Tener derechos de legitimidad como dueño de la empresa.
  • Asumir ciertas responsabilidades u obligaciones en el manejo empresarial.
Entre estas funciones se añade mayor influencia en la sociedad cuando el inversionista adquiere una cantidad de acciones mayor que los demás accionistas. Una de las más significativas es pertenecer a una asamblea o junta de socios.


Te puede interesar: QUE ES UNA ASAMBLEA DE ACCIONISTAS

Otras características de cómo funciona invertir en acciones

Si una persona que cuenta con acciones invertidas decide venderlas y ya no pertenecer al equipo empresarial, pues está en todo su derecho de comercializar sus acciones dentro de la organización societaria que ya pertenece o bien a algún posible nuevo inversor. El precio será por mutuo acuerdo y transmitido a la administración de la sociedad, para posteriormente tocarlo en la junta general de accionistas.

Así como tienen la potestad de decidir vender las acciones, existe la posibilidad de subir el precio de sus acciones invertidas, es decir, aumentar el valor nominal de una acción a través de un incremento económico en la valuación de la empresa. Es algo que favorece a todos los accionistas, permitiéndoles vender sus acciones a un precio más elevado o tener una rentabilidad de dividendos mayores.

Obligaciones que asumen las acciones invertidas

  • Soportar posibles pérdidas generadas en la empresa.
  • Las acciones establecen horizontes jerárquicos de decisión, tenencia y beneficios dentro de una compañía.
  • Sirven como parámetro de ejecución de las iniciativas que se llevan a cabo en un negocio.
Te puede interesar: TIPOS DE ACCIONES EN UNA SOCIEDAD ANÓNIMA

¿Cómo funciona la compra de acciones?

El movimiento de las acciones y su manera que funciona en el mercado capitalista o bolsa de valores puede ser cambiante de un momento a otro. Por ejemplo, si existe un mayor porcentaje de demanda en la compra de acciones, por lo general el precio será elevado, pero, si existe mayor oferta de venta de acciones, entonces el precio será menor. En otras palabras, si la demanda supera a la oferta el precio será mayor y si la oferta supera a la demanda el precio será menor.