Activo Corriente entre Pasivo Corriente

El activo corriente y pasivo corriente representa al conjunto de partidas contables que se espera tener un movimiento económico antes de un año. Son sectores del balance general que operan dentro de un ciclo operativo, es decir, son convertibles o exigibles dentro de un mismo periodo contable.

Un activo corriente es reconocido por ser un recurso de propiedad de la empresa, cuya finalidad tiene que ser convertida en dinero en un tiempo a corto plazo (inferior a un año). Por otro lado, un pasivo corriente es conocido por ser un endeudamiento que se adquiere por la compra a crédito de un producto o servicio, cuya condición establecida es pagar en un tiempo a corto plazo (inferior a un año).

Los activos corrientes son elementos que tienen la capacidad de generar dinero en un tiempo rápido o cercano, mientras que los pasivos corrientes son deudas que provocan una disminución de los recursos económicos y se caracterizan por ser deudas exigibles debido a que se debe pagar en un tiempo relativamente corto. No obstante, ambos actúan de forma similar por que se operan transaccionalmente antes de los doce meses.

Activo corriente entre Pasivo corriente

El activo corriente entre pasivo corriente representa un índice de liquidez que mide la capacidad que la empresa puede obtener en base a sus recursos y sus deudas a corto plazo. En otras palabras, es un ratio financiero donde se determina si la empresa es capaz de cubrir sus endeudamientos exigibles con el dinero en efectivo que se genera a corto plazo.

Este índice de liquidez que se obtiene entre el activo y pasivo corriente puede ser una línea favorable y atrayente para posibles inversionistas, acreedores, proveedores e incluso clientes, ya que si la empresa está demostrando la capacidad de ser rentable con un promedio alto en relación a sus deudas, se logra tener un prestigio optimo con las personas y empresas de su entorno, demostrando que no existirá riesgos de incumplimientos o asuntos que perjudiquen a un pago de obligación por parte de la empresa.

Activo corriente menos Pasivo corriente

Cuando existe esta operación matemática dentro de la contabilidad encontramos un importe que hace la diferencia entre los recursos económicos a corto plazo y los compromisos de pago a corto plazo.

La diferencia del Activo corriente menos Pasivo corriente indica el valor neto o margen de utilidad que consigue el ente económico e integra al capital de la empresa como un ingreso recibido en ese periodo.

Se conoce también a este cálculo como un fondo de maniobra, donde se determina la cantidad de dinero que la empresa pone en disposición para nuevos proyectos o inversiones en su actividad económica.

Razón circulante

Dentro de la contabilidad se conoce a la razón circulante por ser un comparativo de resultados que tiene el activo corriente sobre pasivo corriente. Aquí es donde la empresa comienza a analizar si el esfuerzo y dedicación de sus actividades están siendo rentables a comparación del saldo que tiene en sus deudas y obligaciones a corto plazo (incluso a largo plazo).

La razón circulante o coeficiente circulante ayuda a que los accionistas o socios de la empresa tengan el conocimiento y la comprensión transparente de los manejos económicos que se están dando con su inversión realizada en dicha compañía. Si el índice del resultado es positivo, es claramente una satisfacción y una realidad que la empresa puede salir adelante con su actividad.

Por otra parte, los analistas de la información desarrollan mejores estratégicas económicas cuando observan que la razón circulante actual tiende a ser un resultado desfavorable o es un importe igual, es decir, los recursos que consigue la empresa es el mismo importe o casi igual al de sus obligaciones por pagar.

Más información: FORMULA DE RAZÓN CIRCULANTE