=ᐈ Activo Circulante a Corto Plazo

En la contabilidad nos encontramos con muchos términos conceptuales que en algunos casos nos confunden, pero, afortunadamente existe el internet y otros medios para poder aprender de aquello.

En esta oportunidad veremos que es el activo circulante a corto plazo, cuáles son sus características, la importancia y que ejemplos encontramos de aquello.

¿Qué es el activo circulante a corto plazo?

El activo circulante a corto plazo es el conjunto de bienes, derechos e inversiones que una empresa tiene a disposición para venderlo o consumirlo, de esa forma generar un beneficio económico a corto plazo. Por lo general estos activos traen rentabilidad económica antes de los doce meses, caso contrario, será excluido del activo circulante y llegara a ser parte de otro rubro de la contabilidad que se denomina activo no corriente o no circulante.

Un activo a corto plazo se refiere a aquellos recursos que la empresa conserva por poco tiempo y de los cuales espera generar recursos económicos. Son activos que se mueven constantemente en las actividades, de hecho, se puede decir que son elementos que se operan día a día en las funciones que desarrolla la empresa.

Características de un activo circulante a corto plazo

Entre las principales características encontramos que:

  • Son activos que tienen disponibilidad inmediata para ser vendidos o consumidos.
  • Son fáciles de convertirse en dinero antes o dentro de los doce meses.
  • Son componentes importantes para la empresa, ya que genera rentabilidad rápida para pagar deudas o gastos recurrentes.
  • Son activos capaces de conseguir y mantener una solvencia económica.
  • Se consideran por ser activos permanentes, debido a que su presencia siempre está en las actividades de la empresa.
  • Son activos que se mueven cada día en las operaciones del negocio y resultan ser comunes o habituales.

Objetivo e importancia del activo circulante a corto plazo

El objetivo del activo circulante es poder conseguir la mayor rentabilidad económica posible en un tiempo menor a un año, así también, su finalidad es maximizar ganancias para la empresa e impulsar a un desarrollo productivo y de comercialización.

A mayor cantidad de liquidez generada con el activo circulante a corto plazo, mayor serán los beneficios económicos que reciban los accionistas de la empresa y además que se aumente el capital.

No obstante, se puede indicar que la importancia esta de la mano con el objetivo, ya que su valor y envergadura se centra en tener una rentabilidad económica para cubrir deudas por pagar. De hecho, si la empresa consigue satisfacer todas sus deudas y obligaciones es un indicativo que tiene la capacidad de crecer económicamente y tener resultados positivos en sus finanzas.

Con el registro que se tiene en el activo circulante a corto plazo se puede determinar varias razones financieras que ayudaran a tomar mejores decisiones, como por ejemplo, encontrar la razón circulante, la tasa de rotación y la medición de la liquidez de la empresa.

Ejemplos de activos circulantes

Los ejemplos de activos circulantes son medidos de acuerdo a la naturaleza y el tipo de liquides que se logra conseguir, es decir, no todos los activos serán agrupados en una misma categoría, sino que se clasificaran en diferentes categorías con el fin de identificarlos de mejor forma y analizarlos con mayor precisión.

A continuación citaremos cada una de las categorías que hacen parte del activo no circulante y dentro de las mismas, que ejemplos de cuentas contables podemos registrar. 

Activo disponible

Es el grupo de activos que se representa al dinero líquido que la empresa tiene a su poder y puede usarlo, estas pueden estar en las siguientes partidas:

  • Caja
  • Caja chica
  • Banco
  • Inversiones a corto plazo

Activo exigible

Son los activos que representan a un derecho por cobrar, en otras palabras, son deudas por cobrar a los clientes. De acuerdo a un contrato de crédito entre la empresa y el cliente se determinara un plan de pagos, cuyo registro en la contabilidad llevaran las siguientes cuentas:

  • Cuentas por cobrar
  • Documentos por cobrar
  • Documentos en cobranza
  • Documento en ejecución
  • Documentos vencidos
  • Deudores varios

Activo realizable

Este sector del activo a corto plazo representa a los bienes que están esperando a ser vendidos. También se los denomina como las existencias en mercaderías, que se encuentran en almacenes para ser comercializados o fabricados. Entre algunas de las cuentas a ser registradas en este grupo están:

  • Materias primas
  • Otros abastecimientos
  • Productos en proceso
  • Productos terminados
  • Existencia en mercaderías
  • Mercaderías en transito

Cabe recalcar que según el tipo de sociedad empresarial se dará un uso correspondiente a las cuentas del activo realizable, por ejemplo, una empresa industrial llevara el registro de los procesos de fabricación del producto, en cambio, una empresa comercial tendrá registro del inventario inicial y el inventario disponible para la venta.

Activo diferido

Es el conjunto de cuentas que representan a los pagos que hace la empresa de manera adelantada, es decir, antes de su vencimiento de pago la empresa ya los cancela, sin embargo, los mantiene guardado para un uso posterior. Es un activo circulante a corto plazo por que existe una pequeña posibilidad de que ese dinero retorne a la empresa, por ejemplo, las cuentas que se integran aquí son:

  • Alquileres pagados por adelantado
  • Seguros pagados por adelantado
  • Impuestos por compensar
  • Anticipo de sueldos a empleados

Cada una de las categorías que son parte del activo a corto plazo deben ser presentadas dentro del balance de la empresa, es imprescindible su registro para que se aprueben los informes financieros al final del ciclo contable. Además, su estructura permite conocer la situación actual en liquidez que tiene la empresa y analizar el desarrollo interno que se gestiona en las finanzas.

Te puede interesar: CUENTAS DE ACTIVO CIRCULANTE FIJO Y DIFERIDO